El Museo de Ciencias esta vinculado, desde sus orígenes, al Instituto Padre Suárez: es un museo por y para la actividad docente. D. Rafael García Álvarez nos recuerda, en 1888, que el Gabinete sirve, además, para que los profesores que puedan sucedernos, …, tengan ancha base para continuar el edificio por nosotros empezado…”.

No en vano, en un solemne discurso de apertura de curso, García Álvarez, siendo Director del Instituto, citaba la conocida frase de S. Agustín: “no se puede amar lo que se desconoce; añadía quees indudable que el libro es un gran medio para comunicar los conocimientos, pero creemos que es insuficiente, pues solo debe constituir un medio auxiliar o accesorio para la enseñanza(1886).

El Museo de Ciencias se vertebra actualmente en ocho espacios, siete de ellos exposiciones abiertas al público: las salas I a la VI muestran las colecciones de las Cátedras de Historia Natural fundamentalmente, y algunos elementos de las Cátedras de Agricultura, Geografía, Matemáticas y Francés; la gran sala VII, dedicada al profesor Martínez Aguirre, alberga las colecciones de aparatos e instrumentos de Física y Química. Destacamos la sala VI, de reciente creación, en la que se exponen los fenomenales modelos anatómicos del Dr. Auzoux.

Hoy, la comunidad educativa del Instituto Padre Suárez es “la auténtica heredera de este legado”, y desde la Dirección actual del Museo de Ciencias, constantemente se programan y se desarrollan actividades: visitas guiadas de escolares y público en general, talleres monográficos, atención a investigadores, participación en certámenes y proyectos…, amén de las mejoras en las exposiciones, recuperación y restauración de elementos, mantenimiento de las colecciones… Las imágenes nos ofrecen de una muestra, durante los cinco últimos años, de las actividades de UN MUSEO CON CLASE, PARA DAR CLASE EN EL MUSEO.